Decálogo para ponerte a tono después de las fiestas

Es una realidad. Las vacaciones de Navidad siempre traen efectos colaterales... Más kilos, tripa que crece por momentos… No te agobies, sólo tienes que seguir unas cuantas normas que son palabra de experto y todo volverá a su lugar. Y de paso comerás mejor. Preguntamos a la doctora Magda Carlas, del grupo DiR. ¡Síguelas! 1 – No te agobies Esta es la primera norma y la más importante. El mes de enero ya es un mes duro en si mismo. No lo empeores con visiones demasiado pesimistas de tu peso. Es normal ganar un par de quilos estas fechas, no hay que hacer de ello un drama. Además, hay muchas personas que recuperarán su peso simplemente volviendo a la vida "normal". 2 - Pasa del alcohol Básico. A menudo se gana más peso por lo que se bebe que por lo que se come. Las bebidas alcohólicas además de tener un montón de efectos poco deseables en nuestro organismo también tienen un montón de calorías. Por lo tanto, durante dos o tres semanas pasamos del tema etílico. 3 - Agua y más agua El agua no adelgaza, ya se sabe, pero va muy bien. De entrada por que aligera el tránsito intestinal pero también por que quita un poco el hambre y nos hace sentir bien. Por lo tanto 1,5 de agua al día como mínimo y si puede ser unos 250 -300 cc de agua antes de cada comida. Por supuesto nada de refrescos. 4 - Vegetales en cada comida Los vegetales son esenciales por su contenido vitamínico pero también por que llevan un montón de fibra y antioxidantes. Las comidas con vegetales son más saciantes y completas. Por lo tanto para comer y para cenar hay que poner ensaladas o verduras. Con la dosis que se quiera pero con la condimentación controlada.

5 – Aceite a raya Aunque sea el mejor aceite de oliva del mundo hay medirlo y más ahora. Por lo tanto procura no poner más de una cucharada sopera de aceite en cada plato. Recuerda que cada cucharada de aceite son unas 100 kcal.... Si se quiere perder peso, hay que medir la condimentación. 6 - Poquísima sal La sal no engorda pero en exceso puede traer problemas mucho peores. Además, las comidas festivas siempre la llevan en dosis muy generosas. Por lo tanto ahora toca poner un mínimo de sal. De paso, que sea ya una norma para siempre. Puedes aprovechar para descubrir los sabores de las hierbas aromáticas y la pimienta... 7 - Más pescado y menos carne El pescado blanco es una de las maneras más ligeras de comer proteínas de alta calidad biológica, por lo tanto nos interesa. Una dosis de 100-150 gr. por ración es suficiente. Por unas semanas olvídate de los embutidos, carnes rojas, patés... En fin, hacer una época más piscícola será perfecto para tu salud y tu peso. 8 - Cenas ligeras La cena es la pieza clave para adelgazar. No son necesarios muchos inventos. Ensalada o verduritas + pescado o huevo + fruta y yogur. Funciona, sobre todo si antes hemos hecho una merienda ligera que nos permita llegar a la cena sin urgencias. Evidentemente, según el peso, edad, altura etc la merienda será más o menos consistente. 9 - No piques Picar es un mal hábito que hay que eliminar para siempre. Ahora es un buen momento para intentarlo. Si comes cada 3 -4 horas ya verás que picar te apetece menos. Evita el estrés en lo posible y sobre todo no compres descontroladamente.... A veces sólo hay que tomar menos cafés para tener menos ansiedad. 10 - Haz ejercicio cada día Ahora más que nunca hay que moverse. Anda, sube escaleras, ve al gimnasio, haz menos sofá... Es un hábito que hay tener. Y no es difícil porque una vez que lo tienes te encuentras mucho mejor. Un buen consejo: ponte todos los días una hora fija para hacer deporte y no lo dejes.
Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.