¿Pelo deshidratado? Sigue los trucos de Cebado

Pelo deshidratado: Cebado te da los trucos para hidratar y cuidar tu pelo seco

La contaminación, las temperaturas extremas, el frío... deshidratan y resecan tu pelo, paso previo a un pelo seco y encrespado. Para evitarlo, Cebado te da los mejores trucos mantener un cabello hidratado y sedoso a pesar de la llegada del frío. Antes de aplicar cualquier tratamiento es necesario que realices un buen diagnóstico capilar para dictaminar las condiciones de tu cabello y de tu cuero cabelludo. ¿Qué técnicas hidratan tu pelo? En primer lugar conviene elegir el champú con el grado de hidratación necesario para tu tipo de pelo. Existen distintas concentraciones de hidratación dentro de la gama de champús Redken, lo que resulta muy cómodo para asegurar que ese cuidado tan básico como lavar el cabello no lo deshidrata más. Si el champú es el indicado para tu pelo, podrás usarlo tantas veces como necesites. Puedes hacerlo a diario, incluso si se practicas algún deporte puedes lavarlo hasta dos veces al día, sin que tu cabello sufra ningún daño.

¿Cuántas veces puedes usar la mascarilla? La mascarilla hidratante es el tratamiento de choque para restaurar el grado de humedad necesario. En función del estado de tu pelo, es recomendable usar la mascarilla de una a tres veces por semana dependiendo de tu tipo de pelo. Manual de uso del acondicionador Tampoco puedes olvidar que el uso de acondicionador es esencial en un cabello deshidratado. Se aplica antes del último aclarado y basta con dejarlo un par de minutos antes de enjuagarlo. El acondicionador también actúa como protector capilar frente al aire caliente del secador y a lo largo de todo el día. Un buen truco es utilizar acondicionadores que no necesiten aclarado y se puedan aplicar incluso sobre el cabello seco, sin necesidad de lavarlo. El acondicionador así, también ayudará a moldear el peinado y a recuperar el gesto. Pelo seco: sus ventajas e inconvenientes Entre las ventajas que tienen los cabellos secos están que se ensucia menos que un cabello graso y permite no lavar tu pelo a diario y los trabajos técnicos que se realizan en la peluquería suelen durar más que en cabellos grasos. Sin embargo, a la contra, se deshidrata con más facilidad, se muestra frágil y quebradizo, se encrespa y en cabellos rizados es difícil mantener el peinado y con el frío se carga fácilmente de electricidad estática.
Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.